Una vida de Torá no es una vida de libertad, entendiendo esta como aquella capacidad de actuar o cambiar sin restricción alguna.

Para nuestra tradición la libertad no es un valor absoluto, es utilitaria.

Toda relación humana en la que libremente accedemos y en la cuál nos comprometemos a estar, limita nuestras opciones e inevitablemente nos supone responsabilidades, aun cuando escogemos voluntariamente entrar en estas relaciones, porque en definitiva, creemos que una vida vivida en relación, profundamente conectada y responsable con alguien o algo, es más significativa que una vida vivida en la que podemos poseer “esa otra libertad”, que no conoce de restricciones para actuar.
 
En Pésaj se nos da la oportunidad de entrar libremente en relación con D-s.
 
Esta relación en la que, libertad y responsabilidad son perfectamente compatibles y también complementarias.
 
Shabat Shalom, ve Pésaj Kasher veSameaj.
Spread the love