Presentación: ¿Cuál es la finalidad de este espacio y a qué necesidad responde?


Es probable que buena parte del contenido disponible en internet sobre el Judaísmo Reformista (en español) esté impregnado de una marcada animosidad, e incluso aversión, por parte de sus autores.

Además, es notable la escasez de publicaciones físicas, como libros, revistas o trabajos académicos, que aborden la historia, los valores y la situación actual del movimiento de Reforma.

Esta situación puede dificultar la comprensión genuina de quiénes somos los casi 3 millones de Judíos Reformistas en el mundo, cuáles son nuestros valores, qué nos une y cómo vivimos nuestra identidad judía en el siglo XXI.

La desinformación y la falta de honestidad con la que algunos han tratado este tema durante décadas han generado sospechas infundadas y un sentimiento de distanciamiento hacia el Reformismo en Latinoamérica, algo que no se observa en otras regiones donde este movimiento, el primer movimiento judío organizado (religioso), es predominante y su crecimiento va más allá de las cifras numéricas: los Judíos Reformistas estamos efectivamente contribuyendo a la continuidad del Pueblo Judío.

Este espacio tiene como propósito abordar diversos temas judaicos, tanto históricos como contemporáneos, desde una perspectiva Reformista. Buscamos enriquecer el debate mediante un análisis serio de las fuentes de nuestra amplia y milenaria biblioteca, creando un espacio para descubrir nuevas conclusiones.

Nuestro objetivo es inspirar y fomentar la reflexión, proporcionando información y propuestas. Además, nos esforzamos por recoger y consignar diversas posturas a través de una investigación que refleje el pluralismo característico del Movimiento de Reforma.

Esperamos lograr nuestros objetivos y contar con el apoyo de nuestros lectores, quienes pueden comunicarse con nosotros a través de nuestro correo electrónico: contacto@judaismo.cl


ויהי נעם אדני אלהינו עלינו ומעשה ידינו כוננה עלינו ומעשה ידינו כוננהו

«Que el favor del Señor nuestro Dios esté sobre nosotros; 
que el trabajo de nuestras manos sea próspero…»